• Imprimir

La Constitución provisional de la República Catalana

Documento del mes: octubre 2018

Constitución provisional de la República Catalana

Constitución provisional de la República Catalana. CAT ANC 450-T585

Este mes, el documento protagonista de nuestra sección es la Constitución provisional de la República Catalana de la que fue ponente Josep Conangla y Fontanilles (director del Centro Catalán de La Habana) y que se conserva en el Archivo Nacional de Cataluña.

Se trata de un documento constitucional formulado a iniciativa de Josep Conangla i Fontanilles, que propuso en el año 1927 a Francesc Macià, líder del partido independentista Estat Català, la creación de una Asamblea Constituyente para plantear la reestructuración del independentismo catalán y para redactar un texto constitucional para Cataluña.

Con este objetivo, las delegaciones del Separatismo Catalán (tanto las provenientes de Cataluña como las que había en el extranjero) se reunieron en la ciudad de La Habana desde el 30 de septiembre hasta el 2 de octubre de 1928. El proyecto de la Constitución fue presentado en la Assamblea Constituent del Separatisme Català y aprobado el día 2 de octubre de 1928.

Este texto es conocido como la Constitución de La Habana, inspirada en la Convención de Guaimaro (1869), de donde salió la primera constitución cubana. Está dividida en 36 títulos y 302 artículos, que tienen como objetivo definir los principios fundamentales y los ideales según los cuales se gobernaría la República Catalana.

La voluntad primera del documento que presentamos era proclamar ante el resto del mundo la voluntad de Cataluña de independizarse del Estado español usando medios revolucionarios. Definía Cataluña como una república independiente, democrática y liberal, establecía el voto universal y secreto, la elección indirecta de los jefes del estado y una única cámara parlamentaria. Preveía, también, la separación entre iglesia y estado, y la eliminación de la división provincial a favor de las comarcas.

Declaraba el catalán como única lengua oficial, y planteaba que “todo vestigio público del periodo de dominio español” fuera suprimido. Establecía la igualdad de género ante la ley. No aceptaba los títulos nobiliarios, e incluía un pequeño programa socialista que beneficiaba las clases trabajadoras. También contemplaba la posibilidad de crear una confederación con España o Portugal, siempre y cuándo el pacto fuera renovado cada seis años y Cataluña dispusiera de una diplomacia propia.

A raíz de esta asamblea en La Habana, se creó el Partido Separatista Revolucionario de Cataluña, que cogió la Constitución Provisional como texto base de actuación política, se afianzó el papel de Francesc Macià como líder del movimiento independentista, así como el Estado Catalán se convirtió en herramienta de combate por la defensa de la República.

Esta Constitución tenía carácter provisional mientras no estuviera en condiciones de poder ser aplicada, lo cual no pasó, porque la República Catalana proclamada por Francesc Macià, el 14 de abril de 1931, sólo tuvo efecto durante cinco días.

Fecha de actualización:  01.10.2018

Información relacionada